¿Cómo empezar el ejercicio de la abogacía?

Transcripción

Los primeros años de ejercicio de la profesión son vitales.

Para mí son los más importantes, y yo todavía estoy en esa primera etapa, de estar empezando.

¿Por qué es importante? Porque en esos primeros años se decidirá si te gusta o no realmente la abogacía y, en segundo lugar, de todas las ramas del derecho ¿cuál es la que mejor se adapta a ti? ¿cuál es la que más te gusta, la que más te llena profesionalmente hablando?

Yo creo que preguntarte si lo mejor es entrar en un gran despacho en despacho mediano o incluso uno pequeñito no tiene que ser tu mayor duda. Lo más importante es que elijas lo que elijas, tu tengas la sensación de que no estás perdiendo tu tiempo ahí, es decir, que tengan la sensación de que en el despacho o empresa que te vayas a incorporar estés aprendiendo la profesión, te estés formando como abogado y muy importante que aprendas, y te formes en un ambiente en el que te sientas totalmente integrado adaptado y cómodo.

Esto haría que tu primer contacto con el mundo de la abogacía sea positiva.

Para mí, por ejemplo, es fundamental que las personas o profesionales que integren un despacho de abogados o una empresa tenga un perfil parecido al mío o al menos una personalidad, unos principios valores parecidos a los míos.

Para que me entendáis, si tu forma de entender el derecho y de ejercer la abogacía es de una forma determinada lo lógico es que el despacho empresa donde vayas a empezar a ejercer la abogacía comparta esa forma de entender el derecho y de ejercer la profesión.

Claro eso no lo hace saber cien por cien hasta que nos estés en la empresa o despacho trabajando, pero la página web la primera entrevista el primer contacto con los socios todo esto pues se puede dar una serie de pistas de cuál es el perfil que ese despacho.

¿Es recomendable al terminar la carrera ejercer la abogacía por cuenta propia? Pues yo no lo recomiendo personalmente.

La facultad de derecho te enseñar muchísima teoría y casi nada de práctica, con lo cual lanzarte al vacío por cuenta propia me parece muy arriesgado sobre todo porque tú tienes que entender perfectamente cuál es tu responsabilidad como abogado tú tienes que entender que el jugador tiene una serie de responsabilidad de cara al ciudadano.

Así que, yo sí que os recomiendo que en esos primeros años de ejercicio en la profesión no estés solo y que estés acompañados de otro abogado con más experiencia que puedan guiar y ayudar y daros esa formación que os falta.

Otra cosa que a mí me gustaría compartir con vosotros y que a mí me está ayudando mucho personalmente pero también profesionalmente, es que no perdáis de vista el por qué decidí estudiar derecho.

Cuando uno empieza a ejercer normalmente está eufórico con ganas de comerse el mundo dedicar las horas que haga falta para sacar los demás hacía delante sin embargo a medida que va pasando el tiempo, esa actitud esa pasión por el derecho no sé por qué se va diluyendo, no, va disminuyendo.

Cuando sintáis que aquello que os apasionaba tanto ya no os apasiona tanto como antes entonces daros el lujo de sentados reflexionar y tomar una decisión.

Por eso decía que es importante no perder el por qué estudiaste derecho porque eso es lo que hará que no perdéis nunca la pasión y la motivación por nuestra profesión porque yo soy de las que piensa que un abogado sin actitud ni ilusión por muchos conocimientos que tengáis no es a poder ser capaces de dar solución a los problemas de los demás, de asesora legalmente a particulares o a empresas.

No me quiero extender mucho más, seguramente podría decir muchas más cosas sobre los inicios, pero yo creo que este es el vídeo que a mí me hubiera gustado ver cuando terminé la carrera.

Extracto del vídeo “COMO EMPEZAR EN LA ABOGACÍA – Estudiantes de Derecho” de Donna Alcala

Deja un comentario