¿Cómo pensar como un abogado?

Los abogados son conocidos por ser personas lógicas y por verse y oírse bien cuando quieren explicar un punto.

 

A pesar de que pensar como un abogado suena como una gran habilidad, no todos pueden pagar los 4 o 5 años en la universidad para hacerlo. Este artículo te ayudará, sea que quieres empezar tu propia carrera legal o si es que simplemente quieres sonar bien en una discusión.

 

Identifica el tema a tratar y empieza a hacerlo automáticamente

Se elocuente | Freepik
Apenas escuches sobre un nuevo problema, con práctica, podrás usar tu instinto para identificar los problemas clave y mantenerlos en tu mente. Mira a ambos lados porque tus problemas pueden ser diferentes a los de alguien más.

 

Analiza y presta atención a todo lo que escuches

Escuchar a los demás | Freepik

Lee o escribe. Esto no solo ayudará a identificar el problema, sino que también te ayudará luego si debes hacer un argumento en contra de algo o alguien.

 

Pregúntate ¿por qué algo es como es?

Pregúntate todo | Freepik

¿Es por el beneficio de una sola persona o por el bien común? ¿Afecta solo a tu cliente o a todos los que se le parezcan? ¿Es justo? ¿Puedes usarlo contra alguien?

 

Analiza la otra parte y explota su debilidad

Analizalo todo | Freepik

Si tuvieses que tomar el otro lado de la discusión, ¿qué harías? Debes mantener tus mejores intereses, y los de tu cliente, como prioridad, así que decide si no cuentas con una base para discutir. ¿Realmente vale la pena tomar esa posición?

 

Mira las cosas como una tercera persona

Mirar objetivamente | Freepik

No importa cómo reaccionarías. Debes ver las cosas desde afuera, incluso si hay circunstancias mitigantes que no deberían servir como excusa.

 

Ten evidencia para probar que lo que dices es verdad

Buscar evidencia | Freepik

Todo lo que digas debe estar sustentado por evidencia. Sin ella, no puedes probar que tu acusación es verdadera.

 

Sé conciso

Empresaria sonriendo | Freepik

El exceso de palabras desordena el tema.

 

Consejos

• Consigue un cuaderno de notas para hacer apuntes.

 

• Algunas veces tienes que hacer cosas que no siempre tendrán sentido, pero tienes la obligación de representar a tu cliente así que tienes que encontrar una manera de manipular tu propio pensamiento.

 

• Habla con abogados, jueces y cualquier otra persona que trabaje en el sistema legal para saber cómo se comportan.

 

Advertencias

Nunca hieras a los que amas o a tus amigos. Solo trata de sonar como un abogado arrogante.

 

Vídeo sobre cómo pensar como un abogado

 

Y bien ¿Qué te pareció el artículo? ¿Te gustó lo que viste? ¡Compartir es demostrar interés!

 

Deja un comentario